La Ley Electoral del Estado de Querétaro establece como fines institucionales los siguientes:

  • Contribuir al desarrollo de la vida democrática de los ciudadanos residentes en el Estado.
  • Preservar el fortalecimiento del régimen de partidos políticos y la participación electoral de los candidatos independientes.
  • Garantizar y difundir a los ciudadanos residentes en el Estado, el ejercicio de los derechos político-electorales y la vigilancia en el cumplimiento de sus obligaciones.
  • Velar por la autenticidad y efectividad del sufragio.
  • Promover el fortalecimiento de la cultura política y democrática de la sociedad queretana, a través de la educación cívica.
  • Garantizar, en conjunto con el Instituto Nacional Electoral, la celebración periódica y pacífica de las elecciones para renovar al titular del Poder Ejecutivo y a los integrantes del Poder Legislativo y los Ayuntamientos del Estado.
  • Organizar las consultas populares en los términos de la normatividad específica de la materia.